Tipos de capacitación para los colaboradores de tu empresa

Corriendo al ritmo vertiginoso de la era digital, los equipos de trabajo deben estar a la vanguardia no solo en tecnología, sino en conocimientos técnicos y habilidades blandas que les permitan gestionar situaciones adversas con éxito. Te contamos cómo preparar a tus colaboradores para eso.

Anteriormente, percibir el desarrollo tecnológico y su repercusión en el mundo empresarial podía tomar años. Ahora basta un solo clic para estar al tanto; misma velocidad a la que avanza el mundo.

De allí que la importancia de la retención del talento humano sea clave para impulsar el crecimiento del negocio y mantenerse competitivo en un mercado en el que tú y tus equipos de trabajo deberán estar preparados para navegar los cambios con soltura.

Una de las principales estrategias para lograrlo es capacitar a tus colaboradores; no solo con el fortalecimiento de sus conocimientos técnicos, sino equipándolos con habilidades blandas como el liderazgo y la empatía para evitar la fuga de talento.

De acuerdo con el blog del portal de empleo CompuTrabajo, el 48% de los peruanos están dispuestos a cambiar de empleo en busca de oportunidades de crecimiento profesional.

¡Clic para conocer los mejores beneficios para colaboradores!

Cuáles son los tipos de capacitación que existen

De acuerdo con el reporte de Zety, portal de herramientas profesionales, las capacitaciones en una empresa deben ajustarse a las habilidades blandas y duras más demandadas en el mercado.

Estos son los tipos de capacitaciones más comunes en las empresas que deberías incentivar:

1. Según su formalidad

 

  • Capacitación formal: este tipo de capacitación puede impartirse a través de cursos, seminarios, talleres, entre otras formas, y su duración no está establecida, pues puede tardar horas o, incluso, meses.

Se programa de acuerdo a las necesidades de los equipos de trabajo para que adquieran las habilidades y el conocimiento que requieran aplicar en su beneficio y el de la compañía.

  • Capacitación informal: como su nombre lo indica, se refiere a capacitar de una forma más suelta o despreocupada, por ejemplo, cuando el jefe de área orienta a los colaboradores en el funcionamiento operativo sin un soporte riguroso como presentaciones o talleres, sino de manera verbal y directa.

Cuando otro compañero le explica a un nuevo colaborador cómo emitir una factura, mostrándole el proceso, o cómo llevar un registro de venta o de asistencia, entre otros ejemplos.

Vale de compras plaza vea

2. Según su naturaleza

 

  • Capacitación para el trabajo: este tipo de capacitaciones se relaciona con la preparación de las personas para el desarrollo de sus funciones; ya sea al incorporarse a un nuevo trabajo o porque van a ser promovidos a un nivel jerárquico dentro de la misma empresa.

Su propósito es que el colaborador inicie sus actividades con claridad y que así pueda desempeñarse de manera productiva y eficiente. Algunas de las capacitaciones que se desarrollan en este rubro son las siguientes:

  • Capacitación de preingreso: tiene como finalidad poner a prueba a los candidatos durante el proceso de selección para conocer cómo responderían ante determinados escenarios.
  • Inducción laboral: en este espacio se conversa a profundidad sobre las funciones del puesto. De igual manera, es una capacitación ideal para presentar la cultura organizacional (misión, visión, valores) e implementar actividades que ayuden al colaborador a integrarse con el líder de área o equipo de trabajo.
  • Capacitación en el trabajo: este tipo de capacitación es complementaria a la anterior, pues hace referencia a un proceso de enseñanza en el que los colaboradores se preparan para las oportunidades que pudieran presentarse dentro de la organización.

Se enfoca principalmente en desarrollar conocimientos, habilidades y destrezas de los equipos de trabajo para mejorar su desempeño en un cargo o área específica.

  • Capacitación promocional: estas actividades se enfocan en el mejoramiento de las habilidades del colaborador -o adquirir nuevas competencias- para que pueda ser promovido dentro de la organización, por ejemplo, para puestos de supervisor, gerente, director de área, etc.

3. Según su ocupación 

 

  • Capacitación técnica: está dirigida principalmente a los colaboradores operativos que, por sus funciones, requieren el aprendizaje del funcionamiento de operaciones, procesos, o manejo de maquinaria a utilizar en el día a día.
  • Capacitación conductual: este tipo de capacitación, por el contrario, apunta a los colaboradores de cargos más altos, como gerentes o supervisores; con la intención de que adquieran las herramientas necesarias para dirigir los equipos y la conducta de los mismos.

Aquí, además, se brinda formación en valores corporativos, capacidad para comunicar, inteligencia emocional, pensamiento estratégico, entre otras.

ley de prestaciones

¿Por qué capacitar constantemente al personal de tu empresa?

Según Michael Page, empresa británica de reclutamiento, existen tres razones importantes para incentivar la capacitación del personal:

Aprendizaje profesional: 

Capacitar a los colaboradores fomenta el crecimiento profesional de los equipos y prepara a las personas para asumir retos y responsabilidades con mayor seguridad y confianza.

Retención de talento:

Contratar nuevos miembros en tu compañía puede representar mayores costos que retener al personal con el que ya cuentas; por eso proporcionar opciones de crecimiento profesional hace que tu equipo se sienta motivado y decida permanecer allí.

Uso de nuevas tecnologías:

Es importante que todos los miembros de tu equipo conozcan y dominen algunas de las herramientas tecnológicas que están a la vanguardia en el mercado. Esto garantiza que estén capacitados para llevar a cabo nuevos proyectos y enfrentar retos cada vez más comunes en la actualidad digital.

Así pues, mantener actualizados a los equipos de una compañía resulta indispensable, no solo para el desarrollo de las funciones, sino para aumentar de manera sana los índices de productividad en términos cualitativos y cuantitativos.

Es innegable que el conocimiento debe renovarse y el mundo de los negocios está en constante movimiento, por lo que el aprendizaje debe ser constante.

No permitas que tu empresa se quede atrás y apúntale a la generación de capacidades instaladas que circulen entre colaboradores y líderes con fluidez.

Ideas para hacer tu calendario de capacitaciones anual

La alta competitividad empresarial exige, cada vez más, eficacia y productividad para mantener el posicionamiento de las compañías.

Como ya te contamos, la capacitación del personal es una ficha clave para lograrlo, sin embargo, no basta con tener tecnología de punta o las herramientas más innovadoras si primero no se trazan objetivos y un plan para alcanzarlos.

Mantener a tu capital humano en las mejores condiciones aumentará el índice de adaptación de la compañía ante la incertidumbre y mantendrá a tu empresa en la capacidad de responder a las demandas del mercado.

Por lo anterior, elaborar un plan de capacitación requiere métodos de formación, coordinación de tu equipo y llevar un control organizacional para que la implementación de esta estrategia no afecte o intervenga con el cumplimiento cotidiano de sus funciones.

Estas son algunas recomendaciones que deberías seguir para crear uno:

Detecta y analiza las necesidades:

Si cuentas con un software de RRHH, podrás llevar un registro de las fortalezas y debilidades de cada uno de tus colaboradores.

En caso de que no tengas un programa para ello, deberás desarrollar un proceso en el que puedas identificar las debilidades de tus equipos de trabajo y así poder diseñar un plan que apunte a las necesidades de tu compañía.

Establece objetivos claros, alcanzables y medibles:

Ya conoces el refrán “si no sabes para donde vas, cualquier tren te sirve”... Pues bien, establecer objetivos claros te permitirá trazar una ruta para alcanzarlos.

Si identificaste las necesidades y debilidades en el paso anterior, estas serán la base para construir de qué manera fortalecer dichos vacíos.

Elige los programas de formación que utilizarás y cuál será el personal a capacitar:

Teniendo en cuenta que este es un plan anual podrás establecer periodos de tiempo para grupos de colaboradores específicos y así el desarrollo de estas capacitaciones no afectarán el rendimiento general de la compañía.

De igual forma, deberás elegir qué tipo de capacitaciones implementar para cada grupo y cada temporada.

Establece el plan de formación:

Para este punto ya tendrás la información suficiente para elegir el contenido de las capacitaciones y los profesionales encargados de dictarlas.

Este puede ser el paso que tome más tiempo pues deberás concretar la agenda y disponibilidad de esas personas pero, una vez lo tengas resuelto, permitirá que el resto del año se desarrolle con fluidez en términos de formación.

Diseña un plan de retroalimentación y acciones de mejora continua:

Cabe resaltar que, durante la ejecución del plan de capacitación (es decir, a lo largo del año) vale la pena asignar fechas de evaluación y no esperar a que finalice el año para preguntarte si funcionó o no de la manera que esperabas.

Para garantizar una buena ejecución es importante escuchar a tus colaboradores, identificar en qué puntos puede estar fallando la estrategia e ir corrigiendo esos detalles sobre la marcha en las capacitaciones siguientes.

Recuerda que la capacitación de personal representa un gana-gana para tu compañía en términos de convivencia, productividad y resultados. Algunos de los beneficios más evidentes, son:

tipos de capacitación laboral

 

Ahora que conoces todos estos tips para la capacitación laboral en tu empresa, te invitamos a conocer más formas de motivar e incentivar a tus colaboradores con nuestras soluciones. ¡Clic en la imagen!

capacitacion de personal

Horario de atención de 09:00 a 18:00 hrs.

(01) 513-2810

Horario de atención de 09:00 a 18:00 hrs.

(01) 513-2810

Horario de atención de 09:00 a 18:00 hrs.

981-151-325